Kesha - Rainbow (Album)
Música

Kesha – Rainbow [Crítica Gafapasta]

Cinco años han pasado desde que Kesha publicó su último álbum de estudio, Warrior, donde desató por completo su estilo electrónico sin llegar a dar más que un par de canciones que trascendieran más allá de la impostación dance y fiestera. Sus años de ausencia se han debido a su batalla contra Dr. Luke, al que acusa de agresión y acoso sexual, violencia de género, abuso emocional y violación, además de todas las malas prácticas comerciales desde su debut. Aunque no ha conseguido desligarse de su discográfica si que lo ha hecho de su antiguo productor y con ello ha conseguido liberarse emocional y artísticamente. Rainbow se convierte más que en un regreso en una carta de presentación porque la Kesha que conocimos en su debut es completamente diferente a la que podemos escuchar en este nuevo trabajo. Es además un soplo de aire fresco en relación que lo que hacen otros artistas actualmente.

Leer Más ➤

Ke$ha – Crazy Kids ft. will.i.am

Muchos nos preguntamos en qué piensa Ke$ha últimamente, ya no solo con sus estilismos, para eso ya estamos curados de espanto, pero si en lo que se refiere a la música y los videoclips. Ya no queda nada de lo que prometía ser la cantante revelación que apareció en 2009 y prometía revolucionar el panorama musical. Warrior ha sido un fracaso en comparación con su primer álbum, el puesto más alto conseguido fue el número 2 en la lista de álbumes digitales en Estados Unidos, en el resto del mundo nunca ha pasado del puesto diez. Tras Die Young, que siempre quedo en un segundo plano eclipsado por otras canciones y C’Mon que paso sin pena ni gloria por la radio estadounidense Ke$ha ha decidido relanzar lo que podría ser una carrera de cantante ya muerta con Crazy Kids. Que este tercer single cuente con la participación de will.i.am no es nada fortuito, el rapero esta viviendo uno de sus mayores picos de popularidad gracias a su último disco y puede que eso ayude a que esta rubia relance el suyo. Este tema tiene un estribillo pegadizo, con un silbido continuo que promete hacernos reproducirlo en cuanto bajemos la guardia. La parte de will.i.am es, como casi siempre, brillante pero la parte en la que la cantante rapea se vuelve pesada e inecesaria. En conjunto la canción no es mala y tiene mucha más calidad que el resto de Warrior, pero no pasará a la historia del pop como Tik Tok.  El videoclip de este tema no es más que un puro exibicionismo de Ke$ha, de su tendencia al maximalismo y de su mal gusto combinando cosas. Ella aparece con una sudadera, gafas de sol redondas gigantes, oro por todas partes, una camisa de rayas abrochada solo en el cuello,

Leer Más ➤