Archivo de la etiqueta: sweet

Kesha – Woman ft. The Dap-Kings Horns

El regreso de Kesha nos pilló a todos un poco por sorpresa. A pesar de que la habíamos visto actuando en diferentes sitios no nos esperábamos que sacara un disco. Así que nos encontramos con Praying que contrariamente a lo que podríamos pensar tras la batalla legal contra Dr. Luke se convirtió en el primer single de una etapa donde la cantante catartizó estos años. Ahora estrena Woman junto a The Dap-Kings Horns, que hace unos días se filtro por error como un posible primer single para Rainbow, su tercer álbum de estudio. Esta es una muestra más del cambio que ha sufrido su sonido tras salir de la sombra de su antiguo productor y de que no solo habrá letras con un cierto sabor agridulce y que la Kesha que conocimos en su debut no ha muerto, se ha reinventado ¡y de que forma!

Sigue leyendo

Máster en Filosofía, Blogger, Arstista Multidisciplinar, Cool Hunter, Estilista, Vegano, Eco-feminista.

¡Por fin ya tengo los 18!

Por fin, hoy, 25 de Octubre de 2011, cumplo los 18 años y ya era hora. Siempre he sido de los más pequeños en clase y soy el último de mis amigos en cumplir la mayoría de edad. La verdad es que llevo esperando impaciente que llegara este día, desde el momento que cumplí los 17.

Si con los 17 me sentí un poco mas mayor, consciente de que sería el último año para poder hacer muchas cosas, de las que he hecho gran parte aunque no todas. Ahora con lo 18 me doy cuenta con mayor certeza de que estoy en una época de cambio en mi vida. Con la graduación, la selectividad y mi primer día de universidad me di cuenta, pero creo que ahora soy más plenamente consciente de lo que implica este cambio.

Legalmente ya puedo votar, conducir y comprar alcohol (no como hasta hoy, que cada vez que llegaba a la caja con las botellas me pedían el DNI y me tocaba dejarlas en el supermercado) entre otras muchas cosas. Pero aparte de eso me doy cuenta de que ahora debo de ser mas responsable con mis actos, lo que no quiere decir que antes por ser menor no debiera de serlo, pero ahora si debo de tener un poco mas de cabeza para ciertas cosas, ya no por que lo esperen de mi, sino por que siento que ya ha llegado mi momento.

He pasado a los 18 casi sin darme cuenta, este último año ha ido pasando cada vez mas deprisa, he probado muchas cosas nuevas, he vuelto a experimentar cosas que ya no pensé que sentiría, tanto buenas como malas. He descubierto facetas de mi personalidad que estaban en mi mente como una posibilidad pero que no me esperaba que fueran a pasar, simplemente estaban ahí como algo factible para una mente abierta. Con cada paso que daba descubría algo de mi o de los demás y con ello cambiaba poco a poco mi concepción de la realidad, esta ha sido una época de autodescubrimiento y de experimentación.

Al acabar una etapa siempre comienza otra, esa es la ley de la dualidad que rige el universo. Hoy se abre ante mí un camino lleno de nuevas posibilidades, de esperanzas, de sueños…  Se nos ha dicho que para poder avanzar hay que desprenderse de las cosas que nos mantienen atados, pero hay cosas de las que no me puedo desprender de mi madre, de mi familia, de mis amigos, de las cosas que me gustan. Las cosas que nos atan no son las cosas que nos hacen felices, normalmente son las que nos hacen infelices las que no nos dejan avanzar. La felicidad que me otorga el recuerdo, la felicidad que me da la esperanza, los errores que cometí en el pasado, los fallos que cometeré en el futuro, tanto lo bueno como lo malo, lo pasado y lo futuro son lo que me han de guiar en el presente. En el pasado pudo haber dolor y oscuridad pero un solo atisbo de la luz merece ser recordado por encima de todo. Porque como aprendí y he vuelto a recordar hace poco de la mano de Heráclito, no podemos conocer un contrario sin su opuesto, por eso que venga la tristeza y la infelicidad que haga falta sin con ella puedo conocer la alegría y la felicidad mas absoluta, que toda la vida merece la pena por un momento de felicidad.

La esperanza es lo que ha de guiar mis pasos, puede que me equivoque, pero ello esta en mi naturaleza y no lo puedo evitar y he de aprender de cada error que cometa para poder seguir buscando aquello que me haga feliz, a mi y a las personas a las que quiero. Por que no hay nadie que pueda ser feliz si los que están a su alrededor no lo son. Solo pido para esta nueva etapa momentos felices y un poco de suerte.

Me gustaría acabar con un poema de un antiguo profesor de Lengua y Premio Nacional de Poesía  “Fundación Cultural Miguel Hernández” 2010, se trata de Alberto Sevillano Montaña y el poema que escribió representa muy bien como me siento hoy y lo que deseo.

Ojalá

Ojalá que la lluevia nunca empañe tus ojos

y que brote en tu mirada un claro resplandor.

Ojalá que este sol seque pronto tus lágrimas

y amanezca en tu rostro una limpia sonrisa.

Ojalá que el inivierno no se acerque a tu casa

y abandonen tu cuarto la tristeza y el tedio.

Ojalá que el pasado no te endeude la vida

y los sueños de ayer sigan siendo posibles.

Ojalá que el presente no te arruine el futuro

y siempre te acompañe una pizca de suerte.

Máster en Filosofía, Blogger, Arstista Multidisciplinar, Cool Hunter, Estilista, Vegano, Eco-feminista.