Archivo de la etiqueta: Million Reasons

Lady Gaga – Super Bowl LI Halftime Show

Que se hable en todo el mundo de un acontecimiento deportivo de ámbito nacional solo lo pueden conseguir muy pocas cosas, aunque para ser sinceros lo que más importa no es el partido en sí. El espectáculo del descanso de las Super Bowl se ha convertido en el foco de atención debido a que siempre cuenta con grandes artistas para amenizar la final. Desde Janet Jackson y el desafortunado accidente donde enseño un pezón (lo que llevó a los fundadores de YouTube a crear la plataforma para que todo el mundo pudiera ver ese momento), Internet ha facilitado que todos estemos pendientes del intermedio para ver a alguna celebridad ofrecer un gran espectáculo en no más de 15 minutos. Para la Super Bowl LI la NFL decidió contar con Lady Gaga y la expectación estaba más que justificada por ver que hacía la excéntrica cantante.

Madonna, Beyoncé, Katy Perry, los Black Eyed Peas, Coldplay, Janet Jackson… Ha habido un sin fin de artistas que han amenizado el intermedio de la Super Bowl a lo largo de los años. Para la Super Bowl LI este año la National Football League (NFL) ha decidido contar con Lady Gaga para el esperado halftime show. Si ya la vimos vestida con trozos de carne, salir de un huevo o cubierta de encaje por todas partes la expectación de lo que podría hacer la artistas era algo generalizado. Aunque viendo como ha ido evolucionando durante los años Gaga está cada vez más comedida y ha pasado de lo histriónico a un glamour y un exceso más propio de la alta costura. Con Joanne, su quinto álbum de estudio, teníamos la prueba de que su estilo ha evolucionado en todos los sentidos y era de esperar que la cantante hiciera algo más refinado y no un exceso por el exceso como al principio de su carrera. Además el siempre marcado carácter político de la artista también

Todo comenzó con una mezcla del tradicional God Bless America y This Land Is Your Land de Woody Guthrie, siendo esta combinación el más claro mensaje político de su actuación. Vestida con un mono personalizado de Versace de lentejuelas plateado, con mangas y hombreras voluminosas con botas de tacón altas y un maquillaje que imitaba a un antifáz Gaga cantó desde el techo del Estadio NRG, en Houston, Texas clamando por la unidad:

Esta tierra es tu tierra, esta tierra es mi tierra, esta tierra fue hecha para ti y para mí

Tras gritar “Justicia y libertad para todos” se tiró al vacío. Todo un mensaje que contrasta contra las políticas que está llevando Trump que se ilumino a las espaldas de ella con estrellas danzantes. Esta hija de inmigrantes italianos se lanzó al vacío tras decir esto y sostenida por un arnés y unos cables descendió al suelo del estadio para ofrecernos un medley con sus mayores hits. Aterrizando en una torre inspirada en las space operas y en el género futurista postapocalíptico sonaban pequeños fragmentos instrumentales mezclados de Dance In The Dark, Just Dance, LoveGame y Paparazzi que culminaron con ella gritando “I’’m on the edge” de The Edge Of Glory. Tras ello le llegó el turno a Poker Face, el primero de sus singles que pudimos del que pudimos escuchar un extracto algo mayor. La coreografía original de la canción se nutrió de parones (para demostrar que todo estaba siendo interpretado en directo) y vuelos originados por los cables. Tras una nube de humo salió despedida dando giros para aterrizar en el escenario a ras de suelo.

Todo estaba inspirado en las estrellas y en el espacio. Allí abajo la esperaban sus bailarines que se movieron para rellenar esos segundos en los que Gaga se desprendía del arnés y se soltaba el recogido para sustituir su corto peinado inicial. Born This Way sonó enardeciendo al público allí congregado y dejó una anécdota en la historia de la Super Bowl: ha sido la primera vez que se ha dicho la palabra “transgénero” de entre todas sus ediciones. Uno de las mejores partes coreográficas que tenían de fondo llamaradas intermitentes y que ha sido un gran gesto a la comunidad LGTB, esa a la que ella siempre ha defendido. Tras separarse de la masa de bailarines ataviados de negro y plateado se junta con tres chicas para emular los gestos de Telephone, el siguiente hit en ser interpretado. Hablando desde un futurita, geométrico e iluminado teléfono móvil comenzó la canción, a este le siguió un cetro coronado por una estrella, emulando a aquellos discosticks, de su primer disco. El público de pronto alzó luces que empezaron a formas estrellas y que durante todo el número seguirían creando composiciones tanto en forma como en color. Y mientras uno de los chicos la coge en brazos como una madonna cogé a su hijo moribundo mientras ella seguír cantando como si nada.

La coreografía original siguió tal y como estaba pensada, eso si sin la colaboración de Beyoncé, mientras volvía al centro del escenario y con todos su bailarines vestidos de negro. Stefani Joanne Angelina Germanotta se enfundo una chaqueta dorada, también de Versace, y una keytar (ese híbrido entre guitarra y teclado) para comenzar con Just Dance. Mientras ella le daba a las teclas un bailarín le iba colocando el micro sin descuidar su coreografía y otros cuatro le hacían el acompañamiento con voluminosas y “prismatizadas” chaquetas plateadas. Su coro apareció ataviados de cuero y flecos para llevársela a otra zona mientras el espectáculo de coreografía y luces seguía su curso. Subida en una plataforma Gaga, y ya sin el maquillaje con pedrería de los ojos, toco el piano para interpreta Million Reasons, su último single. Aquí demostró su dramatismo y su capacidad vocal mientras los demás hacían sus juegos de luces sin poder dejar de escucharla. Se zambulló entre sus seguidores e incluso abrazó a una de ellas mientras cantaba para desaparecer nuevamente entre el público.

Los bailarines sirvieron nuevamente de distracción hasta que llegará la protagonista del show, esta vez vestidos de blanco mientras comenzaba a sonar el mayor éxito de la cantante. Gaga se cambió de ropa para Bad Romance, luciendo equipación de fútbol americano debidamente personalizada, shorts y botas altas. Una coreografia maravillosamente bien ejecutada, recreando los movimientos originales del videoclip y que añadieron nuevas rutinas entre llamaradas. Subida a una plataforma que se iba alzando con ella. Lady Gaga voló por el escenario a manos de sus bailarines para cruzarlo y subirse a otra plataforma diferente donde le acabaron lanzando un balón de futbol americano para que más tarde ella se lanzará al vacío de nuevo. Una actuación de oro, que ha sido irreprochable en su ejecución pero de la que parece que otros esperaban algo más de lo que hablar.

No ha necesitado grandes carrozas como Madonna, ni un animal robótico gigante. Lady Gaga se ha tirado al vacío, ha cantando por primera vez en la historia de la Super Bowl, desde el techo del estadio, ha ido cambiando de look gradualmente y bailado sin dejar de cantar en un riguroso directo. Puede que no haya sido uno de los números más grande vistos en un halftime show, pero si puede que uno de los mejores. Según Brandon Maxwell, el estilista de la cantante, se ha querido homenajear con su vestuario a los diseños con los que sorprendió en sus primeros discos. Las ya míticas coreografías han sido adaptadas y llevadas a cabo de la mejor forma posible. Todo estaba pensado, calculado y ensayado al milímetro lo que ha conducido a un espectáculo inigualable.

Puede que se haya parecido más a lo que ella puede ofrecer en un concierto de sus giras y no a la extravagancia que podríamos esperar de una actuación como esta y de una aparición de aquella mujer que se pasó toda una gala de premios interpretando a un personaje de su creación. Puede que haya faltado algo del mensaje político esperado, que no haya dejado algún meme destacable, pero lo que si está claro es que Lady Gaga ha demostrado que se puede hacer algo grande sin alardeos, con múltiples referencias pop a su propia carrera y dejando el pabellón bien alto para el artista que le tome el relevo el año que viene.

 

Estudiante de Doctorado en Filosofía, Blogger, Bailarín, Actor, Poeta y Escritor, Dibujante, Ilustrador, Cool Hunter, Estilista, Arstista Multidisciplinar. Vegano, Feminista.

Lady Gaga – Million Reasons

Cuando en 2015 Billboard eligió a Lady Gaga como mujer del año le hicieron una entrevista donde ella confesó que si tuviera que volver a elegir ser una estrella pop  en ese momento no lo haría, no podía, tenía que bajarse de ese tren en ese momento porque sentía que iba a morir. Necesitaba dejar de ser el extravagante fenómeno pop para convertirse simplemente en una persona humana, en una artista real, sin artificios, pues estos le estaban pasando factura. Por ello puede que se embarcara en su aventura jazzística con Tony Bennett, para demostrar que tenía talento más allá de la extravagancia. Ese deseo de querer mostrarse más humana le llevó a crear Joanne, su quinto álbum de estudio, algo diferente a sus otros discos y del que ahora ha extraído Million Reasons, el segundo single de este trabajo con el que podremos entenderla mejor.

Tras aquella crisis de 2015, que la llevó por el borde de la depresión en algunos momentos, sobre la fama y sobre quien era realmente Lady Gaga comenzó a replantearse su carrera. Muchas cosas se desmoronaron en la vida de Gaga desde ese momento. A principios de 2016 rompió su compromiso con su novio y eso le añadió más deseos a querer mostrarse humana, sin los artificios a los que nos tenía acostumbrados y a desahogar sus emociones en  la música. De ahí nace Joanne, su quinto álbum de estudio, una mezcla algo incoherente de estilos pero que pretende conectar de una manera más íntima y personal con el público. De este disco se desprende Million Reasons, un segundo single que nos muestra la variedad de registros que nos encontramos en este LP. La canción ha sido compuesta por la propia artista junto a Hillary Lindsey y Mark Ronson y además ha contado con este último, BloodPop y Gaga para su producción. Al igual que pasaba con Perfect Illusion, este tema tiene dos interpretaciones: la de una tortuosa relación amorosa y la relación de la propia cantante con la fama y la percepción de sí misma. Es una balada pop que mezcla country, funk y rock y que golpea directamente en el corazón por su sensación de crudeza y desnudez. El dolor y las ganas de abandonar su carrera o a su pareja se encuentran con la esperanza de que la relación pueda salir adelante o seguir por sus fans y por ella misma en varias florituras vocales que te envuelven en un estribillo pegadizo.

El vídeo ha sido dirigido por Jessy Price quien ha retomado la historia que ya pudimos ver en Perfect Illusion. Todo empieza donde acabó el anterior clip, con Gaga tirada en el suelo en medio del desierto, angustiada, llevándose las manos a la cabeza. Varios coches negros llegan y lo siguiente que vemos es a la cantante con una gorra y gafas de sol sentada en uno de ellos mientras viajan de noche. Ella va negando con la cabeza durante todo el camino, se pone un trench, llegan a un estudio y allí ella se prepara para rodar. Todo se queda en blanco y negro en cuanto coge un regalo que hay frente a ella. Comienzan a peinarla y maquillarla mientras canta frente al espejo intentando contener las lágrimas pero soltando el dolor. Vestida como una cowgirl chic o una estrella country moderna comienzan a grabarla cantando con una guitarra en mano mientras las escenas de backstage siguen en blanco y negro.

Las diferencias de color entre unas escenas y otras y el verla sin maquillaje y arreglada completamente nos hace plantearnos ese doble sentido en el que la canción habla de su relación consigo misma entre la Lady Gaga artista y algo artificial que ella misma ha construido y a la persona real que se habita tras ella. La relación tortuosa puede ser simplemente consigo misma, en intentar buscar una razón para no abandonar una parte de sí. El videoclip nos completa la historia, nos muestra como de los coches se bajaron en tropel varias personas para rescatar de sí misma a Gaga y consolarla. También vemos como el regalo que abre era un rosario que venía con el mensaje “Te quiero hermana” lo que la emociona profundamente en un momento vital tan delicado. En una lectura superficial podemos interpretar como supera una mala relación apoyada por la gente que la quiere pero en una más profunda y conociendo su historia vemos una crisis personal y artística que nos revela mucho del porqué y el cómo de este nuevo álbum.

Aunque Joanne parece un disco inconexo, acabado con prisas y sin una unida aparecen Lady Gaga ha creado algo que tiene sentido conociendo su propia historia. Tras romperse muchas cosas en su vida personal y artística ella se ha replanteado todo, ha querido mostrarse más humana, más cercana, sin artificios y también que tiene talento y una voz capaz de emocionar. Así encontramos sentido a canciones tan dispares en su quinto disco y entendemos de otra forma Million Reasons, este segundo single. Una balada pop con elementos country, funk y rock que muestra esa sensación de desgarro interior pero con un atisbo de esperanza aderezado con un estribillo pegadizo. El video por su parte es original ya que prolonga la historia que nos encontramos en en el clip del single anterior y como el otro nos ofrece dos lecturas distintas posibles. Esta claro que Lady Gaga quiere seguir siendo la rebelde del pop, quier seguir haciendo lo que quiere sin importar lo que digan, prefiriendo ser coherente consigo misma y haciendo lo que cree que necesita y por ello nos regala canciones tan hermosas como esta y un disco dispar pero lleno de verdaderas joyas.

Aquí os dejo la letra original de la canción y su traducción al castellano.

You’re giving me a million reasons to let you go
You’re giving me a million reasons to quit the show
You’re giving me a million reasons
Give me a million reasons
Giving me a million reasons
About a million reasons

If I had a highway, I would run for the hills
If you could find a dry way, I’d forever be still
But you’re giving me a million reasons
Give me a million reasons
Giving me a million reasons
About a million reasons

I bow down to pray
I try to make the worst seem better
Lord, show me the way
To cut through all his worn out leather
I’ve got a hundred million reasons to walk away
But baby, I just need one good one to stay

Head stuck in a cycle, I look off and I stare
It’s like that I’ve stopped breathing, but completely aware
Cause you’re giving me a million reasons
Give me a million reasons
Giving me a million reasons
About a million reasons

And if you say something that you might even mean
It’s hard to even fathom which parts I should believe
Cause you’re giving me a million reasons
Give me a million reasons
Giving me a million reasons
About a million reasons

I bow down to pray
I try to make the worst seem better
Lord, show me the way
To cut through all his worn out leather
I’ve got a hundred million reasons to walk away
But baby, I just need one good one to stay

Hey, ehh, ehh, eyy
Baby I’m bleeding, bleeding
Stay, ehh, ehhy
Can’t you give me what I’m needing, needing
Every heartbreak makes it hard to keep the faith
But baby, I just need one good one
Good one, good one, good one, good one, good one

When I bow down to pray
I try to make the worst seem better
Lord, show me the way
To cut through all his worn out leather
I’ve got a hundred million reasons to walk away
But baby, I just need one good one, good one
Tell me that you’ll be the good one, good one
Baby, I just need one good one to stay

 

Me estás dando un millón de razones para dejarte ir
Me estás dando un millón de razones para dejar el espectáculo
Me estás dando un millón de razones
Me das un millón de razones
Me estás dando un millón de razones
Cerca de un millón de razones

Si tuviera una autopista, correría a buscar refugio
Si pudieras encontrar un desvío, siempre estaría inmóvil
Pero me estás dando un millón de razones
Me das un millón de razones
Me estás dando un millón de razones
Un millón de razones

Me inclino para rezar
Intento hacer que lo peor me parezca mejor
Señor, muéstrame la forma
Para rasgar y atravesar su desgastado cuero
Tengo cien millones de razones para marcharme
Pero cariño, solo necesito una buena razón para quedarme

La cabeza atrapada en un bucle, miro a lo lejos y observo
Es como si hubiera dejado de respirar, pero completamente consciente
Porque me estás dando un millón de razones
Me das un millón de razones
Me estás dando un millón de razones
Un millón de razones

Y si dices algo que incluso puedas sentir de verdad
Es difícil imaginar qué partes debería creer
Porque me estás dando un millón de razones
Me das un millón de razones
Me estás dando un millón de razones
Un millón de razones

Me inclino para rezar
Intento hacer que lo peor me parezca mejor
Señor, muéstrame la forma
Para rasgar y atravesar su desgastado cuero
Tengo cien millones de razones para marcharme
Pero cariño, solo necesito una buena razón para quedarme

Hey, ehh, ehh, eyy
Cariño estoy sangrando, sangrando
Quédate, ehh, ehhy
¿No puedes darme lo que necesito, necesito?
Cada desengaño hace que sea difícil mantener la fe
Pero cariño, solo necesito una buena
Buena, buena, buena, buena, buena

Cuando me inclino para rezar
Intento hacer que lo peor me parezca mejor
Señor, muéstrame la forma
Para rasgar y atravesar su desgastado cuero
Tengo cien millones de razones para marcharme
Pero cariño, solo necesito una buena, buena
Dime que tú serás el bueno, el bueno
Cariño, solo necesito una buena razón para quedarme

Estudiante de Doctorado en Filosofía, Blogger, Bailarín, Actor, Poeta y Escritor, Dibujante, Ilustrador, Cool Hunter, Estilista, Arstista Multidisciplinar. Vegano, Feminista.