Archivo de la etiqueta: Hipster

Smith & Thell – Toast

Las amistades de la infancia a veces prosperan en el tiempo de una forma que beneficia a más gente que a los propios implicados. Maria Jane Smith y Victor Thell se conocieron siendo adolescentes en un evento musical local en su ciudad natal, Helsingborg, en el sur de Suecia. Desde entonces, se han ido consolidando como unos de los mejores artistas de su país. Aunque empezaron en 2012 con un estilo mas electrónico no fue hasta 2014 cuando vieron aumentar su popularidad al cambiar su registro a algo más folk-pop. En 2015 Smith & Thell han sido premiados como Mejor Nuevo Artista del Año en los Denniz Pop Awards suecos, un premio que el año anterior recibió Tove Lo. Volver a sus raíces y la música acústica que los unió les ha reportado ganarse el interes internacional y Soulprints, su álbum debut no he recibido malas críticas, ahora ellos estrenan Toast, como el cuarto single.

Sigue leyendo

Estudiante de Doctorado en Filosofía, Blogger, Arstista Multidisciplinar, Cool Hunter, Estilista, Vegano, Eco-feminista.

The Urban Pop In & Out: March Edition

Las tendencias nos abruman constantemente en su flujo eterno y constante, pero con un poco de atención se puede saber que es lo que se lleva y lo que ya está más pasado que llevar los moñitos en la cabeza como si te creyeses Pucca sin estar en ningún manga ni hacer ningún cosplay. Por eso en este primer lunes de marzo, tras mi ausencia en este oráculo de coolhunting por los exámenes de la universidad. vuelvo con las tendencias en mis In & Out.

In

Correas

Hace tres años Maison Martin Margiela hizo para H&M una colección cápsula, de esas prendas una de ellas en la línea de hombre pareció anticiparse al futuro. Esta se trataba de una chaqueta hecha a base de cinturones. Los cinturones, las correas, fuera de los usos habituales en la moda son una de esas tendencias que pretenden vivificar esas prendas ya aburridas y aportarles detalles nuevos que las vuelven interesantes. Zapatos, chaquetas, camisas, pulseras, collares, todo con una hebilla y al estilo de una correa, ya sea como en una camisa de fuerza o de un cinturón se volverán en una de las tendencias más arriesgadas y atractivas del momento.

Trap

El Harlem Shake es un ejemplo de música trap

Una de las tendencias musicales que más fuerza está cobrando últimamente es la electronificación del sonido hip hop. El Trap es un estilo que nació en el sur de los Estado Unidos en la década de los noventa que incorpora sintetizadores, ritmos fuertes y marcados, bajos graves y sonoros y ritmos dobles y triples. Canciones como Dark Horse, Drunk In Love o Flawless han incorporado la influencia de este género que está ofreciendo una línea más agrasiva y modernizando en parte áreas del hip hop que se estaban quedando un tanto obsoletas por querer seguir en una línea más clásica o comercial.

Moda unisex

Una de las salidas de la marca Public School en su último desfile en la New York Fashion Week

El discurso feminista cada vez está cobrando más fuerza en la esfera pública, son muchas las figuras públicas las que se posicionan como parte del movimiento o como algo ajeno a él, muchas veces por puro desconocimiento. A raíz de ello los nuevos discursos sobre género, la teoría queer y otras formas de entender lo que tradicionalmente era masculino o femenino empiezan a convertirse en algo más habitual. Los diseñadores, ávidos de novedades y dispuestos a sumarse a algo innovador parecen tender hacia la moda unisex, sin cometer los desastres de otros intentos del pasado, centrándose en la funcionalidad y en que no resulte un horror visual.

Out

Tirantes caídos

¿A quién se le ocurrió la idea de que llevar unos tirantes caídos y colgando del trasero era algo estético? Afortunadamente esta es de las tendencias que con el paso del tiempo se ha ido erradicando, pero todavía seguimos viendo de vez en cuando a algún iluminado que sale a la calle con semejante complemento creyéndose el más cool del momento. Ante este repunte de esta aberración visual he sentido la necesidad imperiosa de recordad que esto no puede volver a ser tendencia de ninguna de las maneras, ya sufrimos este intento de hacerse el moderno una vez y con eso fue suficiente.

Trajes apretados

Hay que aclarar que no es lo mismo llevar una prenda de corte slim o skinny y otra cosa es ir embutido cual salchichón en telas de peor o mejor calidad dependiendo del bolsillo del consumidor. Esa cruz apretada al abrocharse los botones de la americana, esos pantalones que en cuanto se mueven enseñan los calcetines hasta las rodillas. ¿Nadie se ha dado cuenta de que más bien parece que el traje a encogido en la lavadora o se ha heredado de un hermano mayor?

Mr, Wonderful y sus imitadores

Ya esta bien de ese bonitismo, de ese buen rollismo y ese hipergigapositivismo de mercadillo barato, el cual, se ha comercializado de manera masiva con frases “bonitas” cutres, que sin decir nada pretenden sacar una sonrisa. Demos la espalda a este hipsterismo maleni, y  a lo que es aún peor, a todos aquellos que sin un ápice de creatividad les han seguido el rollo para copiar y recrear ese universo anodino de filosofía de parvulario y mensajes banales que van tanto en la línea de Paulo Coelho. Renunciar a los sueños de ese mundo naïf porque taza, camisetas y agendas de precios desorbitados no arreglareis un día de mierda.

Parka verde con cola de pez

La moda se basa muchas veces en volver masiva una tendencia, cuando esa tendencia es un color o una determinada silueta, como ensanchar o estrechar los pantalones todavía es admisible y puede resultar hasta gracioso. Pero cuando ese tendencia se basa en un único tipo de prenda se convierte en una auténtica plaga. Una de esas pestes ha sido las parkas verdes con cola de pez, que tanto hombres como mujeres han lucido por todas partes en los últimos meses. Tanto ha sido así que ir por la calle se ha convertido en una especie de película extraña donde toda la ropa es igual o casi igual. Esperemos que esta fiebre del moderneo pase pronto y que la variedad cromática llegue y se lleve de paso esa cola inecesaria y antiestética de nuestras vidas.

Espero que os sirvan de algo estas siete cosas que se suben y bajan del carro de las tendencias. Y recordad que por hacerse los modernos en cuanto sube un poco la temperatura sin que haya pasado el invierno puede acarrear más de una factura. Es mejor ir abrigados que no cool y resfriados.

Estudiante de Doctorado en Filosofía, Blogger, Arstista Multidisciplinar, Cool Hunter, Estilista, Vegano, Eco-feminista.

The Urban Pop In & Out: March Edition

Las tendencias nos abruman constantemente en su flujo eterno y constante, pero con un poco de atención se puede saber que es lo que se lleva y lo que ya está más pasado que llevar los moñitos en la cabeza como si te creyeses Pucca sin estar en ningún manga ni hacer ningún cosplay. Por eso en este primer lunes de marzo, tras mi ausencia en este oráculo de coolhunting por los exámenes de la universidad. vuelvo con las tendencias en mis In & Out.

In

Correas

Hace tres años Maison Martin Margiela hizo para H&M una colección cápsula, de esas prendas una de ellas en la línea de hombre pareció anticiparse al futuro. Esta se trataba de una chaqueta hecha a base de cinturones. Los cinturones, las correas, fuera de los usos habituales en la moda son una de esas tendencias que pretenden vivificar esas prendas ya aburridas y aportarles detalles nuevos que las vuelven interesantes. Zapatos, chaquetas, camisas, pulseras, collares, todo con una hebilla y al estilo de una correa, ya sea como en una camisa de fuerza o de un cinturón se volverán en una de las tendencias más arriesgadas y atractivas del momento.

Trap

El Harlem Shake es un ejemplo de música trap

Una de las tendencias musicales que más fuerza está cobrando últimamente es la electronificación del sonido hip hop. El Trap es un estilo que nació en el sur de los Estado Unidos en la década de los noventa que incorpora sintetizadores, ritmos fuertes y marcados, bajos graves y sonoros y ritmos dobles y triples. Canciones como Dark Horse, Drunk In Love o Flawless han incorporado la influencia de este género que está ofreciendo una línea más agrasiva y modernizando en parte áreas del hip hop que se estaban quedando un tanto obsoletas por querer seguir en una línea más clásica o comercial.

Moda unisex

Una de las salidas de la marca Public School en su último desfile en la New York Fashion Week

El discurso feminista cada vez está cobrando más fuerza en la esfera pública, son muchas las figuras públicas las que se posicionan como parte del movimiento o como algo ajeno a él, muchas veces por puro desconocimiento. A raíz de ello los nuevos discursos sobre género, la teoría queer y otras formas de entender lo que tradicionalmente era masculino o femenino empiezan a convertirse en algo más habitual. Los diseñadores, ávidos de novedades y dispuestos a sumarse a algo innovador parecen tender hacia la moda unisex, sin cometer los desastres de otros intentos del pasado, centrándose en la funcionalidad y en que no resulte un horror visual.

Out

Tirantes caídos

¿A quién se le ocurrió la idea de que llevar unos tirantes caídos y colgando del trasero era algo estético? Afortunadamente esta es de las tendencias que con el paso del tiempo se ha ido erradicando, pero todavía seguimos viendo de vez en cuando a algún iluminado que sale a la calle con semejante complemento creyéndose el más cool del momento. Ante este repunte de esta aberración visual he sentido la necesidad imperiosa de recordad que esto no puede volver a ser tendencia de ninguna de las maneras, ya sufrimos este intento de hacerse el moderno una vez y con eso fue suficiente.

Trajes apretados

Hay que aclarar que no es lo mismo llevar una prenda de corte slim o skinny y otra cosa es ir embutido cual salchichón en telas de peor o mejor calidad dependiendo del bolsillo del consumidor. Esa cruz apretada al abrocharse los botones de la americana, esos pantalones que en cuanto se mueven enseñan los calcetines hasta las rodillas. ¿Nadie se ha dado cuenta de que más bien parece que el traje a encogido en la lavadora o se ha heredado de un hermano mayor?

Mr, Wonderful y sus imitadores

Ya esta bien de ese bonitismo, de ese buen rollismo y ese hipergigapositivismo de mercadillo barato, el cual, se ha comercializado de manera masiva con frases “bonitas” cutres, que sin decir nada pretenden sacar una sonrisa. Demos la espalda a este hipsterismo maleni, y  a lo que es aún peor, a todos aquellos que sin un ápice de creatividad les han seguido el rollo para copiar y recrear ese universo anodino de filosofía de parvulario y mensajes banales que van tanto en la línea de Paulo Coelho. Renunciar a los sueños de ese mundo naïf porque taza, camisetas y agendas de precios desorbitados no arreglareis un día de mierda.

Parka verde con cola de pez

La moda se basa muchas veces en volver masiva una tendencia, cuando esa tendencia es un color o una determinada silueta, como ensanchar o estrechar los pantalones todavía es admisible y puede resultar hasta gracioso. Pero cuando ese tendencia se basa en un único tipo de prenda se convierte en una auténtica plaga. Una de esas pestes ha sido las parkas verdes con cola de pez, que tanto hombres como mujeres han lucido por todas partes en los últimos meses. Tanto ha sido así que ir por la calle se ha convertido en una especie de película extraña donde toda la ropa es igual o casi igual. Esperemos que esta fiebre del moderneo pase pronto y que la variedad cromática llegue y se lleve de paso esa cola inecesaria y antiestética de nuestras vidas.

Espero que os sirvan de algo estas siete cosas que se suben y bajan del carro de las tendencias. Y recordad que por hacerse los modernos en cuanto sube un poco la temperatura sin que haya pasado el invierno puede acarrear más de una factura. Es mejor ir abrigados que no cool y resfriados.

Estudiante de Doctorado en Filosofía, Blogger, Arstista Multidisciplinar, Cool Hunter, Estilista, Vegano, Eco-feminista.

Moya – Come And Get It

La británica Moya, la cantante que se está haciendo un huevo cada vez mayor en el mundo musical de su país y fuera de las fronteras del mismo. Su estilo, su magnifica voz y canciones que te atraviesan de parte a parte para remover tu interior son las claves de su éxito. Ahora llega con Come And Get It, una canción de corte soul pero que puede triunfar en el panorama pop.

Moya ha lanzado Come And Get It como nuevo single, después de A Little More Love, que ha sonado más de lo que se esperaba, cosa que es buena. Este nuevo sencillo saldrá a la venta el 23 de septiembre puede que anticipando, por lo menos yo así lo espero, un nuevo disco. Esta chica ha sido descrita como la versión femenina de Bruno Mars, pero en su estilo hay algo más, su voz reverbera esa oscuridad atrayente que solo tienen las cantantes de soul. La británica ha definido esta canción como llena de alma, conmovedora y relajada pero que todavía puede darte un puñetazo. Ella quería escribir una canción que jugara con las partes más soul de su voz y cree que esta cumple perfectamente con ello.

El videoclip esta muy por debajo del nivel de la canción, mientras esta esta llena de sentimiento, el clip se queda en una mera sucesión de escenas en mayor parte carentes de un significado real. Aquí vemos a Moya, guapa, vestida con estampado étnico y a un chico con barbas, desde aquí todo muy de modernos y de hipsters. Las imágenes se superponen con formas geométricas, se tratan con colores y se añaden fondos de naturaleza, los músicos medio transparentes comparten escenas con una cantante igual de translucida.

Nubes, gotas de tinta, bosques, montañas, efectos de caleidoscopio, todas esas cosas que se han puesto de moda en aras de lo alternativo que se han quedado carentes de significado. Lo único que realmente merece la pena de todo esto es Moya, gesticulando como una autentica diva del jazz. La expresión de su rostro, entre el dolor más absoluto, la chulería, la actitud, esos brazos descontrolados que parecen que le va a dar un ataque del dolor que padece son cosas solo propias de una verdadera cantante de soul que siente lo que esta cantando.

Come And Get It es una canción llena de fuerza, es de esos temas soul que consiguen envolverte y atraparte para que no puedas dejar de escucharlos. El sentimiento que transmite es degarrador, pero lo hace de una forma suave, justo como Moya pretendía. El vídeo por su parte es algo que solo merece la pena ver por como interpreta este single, el resto son cosas que ya están demasiado vistas y que no aportan absolutamente nada.

=http://www.youtube.com/watch?v=xOEIOjCThK8

Aquí os dejo la letra de la canción y su traducción al castellano

Lately, you’ve been tearing me down I won’t lie
Kept my feet on solid ground, I won’t die
I’m not sleeping I’m still dreaming of you, Of you

Maybe I’m not taking your side but I’ll fight
For the love i see behind your eyes
You’ve been hiding but I’m looking for you, for you

Baby, baby there’s not refuge in your arms
You won’t break me, break me cause my fire isn’t gone
You can chain me and shake me and change me
I’ll only take it for so long, so long
Baby, baby you can see it how you want
But I’m aching, aching you won’t fight for what we’ve got
What I’m needing is healing, believe me
you kept me waiting for too long, for too long

So come and get it
Before its all gone
So come and get it
Before I’m long gone

I know that believing the truth is hard
Need to make your next move
Because I’m not patient you can’t leave it to me, to me

Baby, baby there’s not refuge in your arms
You won’t break me, break me cos my fire isn’t gone
You can chain me and shake me and change me
I’ll only take it for so long, so long
Baby, baby you can see it how you want
But I’m aching, aching you won’t fight for what we’ve go
What I’m needing is healing, believe me
you kept me waiting for too long, for too long

So come and get it
Before its all gone
So come and get it
Before I’m long gone
So come and get it
Before its all gone
So come and get it
Before its all

Baby, baby there’s not refuge in your arms
You won’t break me, break me cos my fire isn’t gone
You can chain me and shake me and change me
I’ll only take it for so long, so long
Baby, baby you can see it how you want
but I’m aching, aching you won’t fight for what we’ve got
What I’m needing is healing, believe me
you kept me waiting for too long, for too long

So come and get it

  Últimamente, me has estado hundiendo no voy a mentir
Mantuve mis pies en tierra firme, no voy a morir
No estoy durmiendo, todavía estoy soñando contigo, contigo

Tal vez no te tengo a mi lado, pero voy a luchar
Por el amor que veo detrás de tus ojos
Has estado escondido pero voy a buscarte, a buscarte

Nene, nene no hay cobijo en tus brazos
No me vas a romper, me vas romper porque mi fuego no se ha extinguido
Puedes encadenarme y sacudirme y cambiarme
Pero lo conseguire por mucho tiempo, mucho tiempo
Nene, nene puedes ver como lo deseas
Pero estoy dolida, dolida por no luchar por lo que tenemos
Lo que necesito es la cura, creedme
Me hiciste esperar mucho tiempo, mucho tiempo

Así que ven a buscarlo
Antes de que todo se haya ido
Así que ven a buscarlo
Antes de que me haya ido muy lejos

Sé que creer en la verdad es duro
Necesito que hagas tu siguiente movimiento
Porque no soy paciente no se puedes dejarme a mí, a mí

Nene, nene no hay cobijo en tus brazos
No me vas a romper, me vas romper porque mi fuego no se ha extinguido
Puedes encadenarme y sacudirme y cambiarme
Pero lo conseguire por mucho tiempo, mucho tiempo
Nene, nene puedes ver como lo deseas
Pero estoy dolida, dolida por no luchar por lo que tenemos
Lo que necesito es la cura, creedme
Me hiciste esperar mucho tiempo, mucho tiempo

Así que ven a buscarlo
Antes de que todo se haya ido
Así que ven a buscarlo
Antes de que me haya ido muy lejos
Así que ven a buscarlo
Antes de que todo se haya ido
Así que ven a buscarlo
Antes de que todo

Nene, nene no hay cobijo en tus brazos
No me vas a romper, me vas romper porque mi fuego no se ha extinguido
Puedes encadenarme y sacudirme y cambiarme
Pero lo conseguire por mucho tiempo, mucho tiempo
Nene, nene puedes ver como lo deseas
Pero estoy dolida, dolida por no luchar por lo que tenemos
Lo que necesito es la cura, creedme
Me hiciste esperar mucho tiempo, mucho tiempo

Así que ven a buscarlo

Estudiante de Doctorado en Filosofía, Blogger, Arstista Multidisciplinar, Cool Hunter, Estilista, Vegano, Eco-feminista.

Nelly Furtado – Bucket List

Cuando salió The Spirit Indestructible muchos no daban nada por Nelly Furtado y su nuevo trabajo discográfico, pero remitiéndonos a los números podemos decir que no ha sido el fracaso que se esperaba, la canadiense no ha repetido el éxito de Loose, pero se mantiene por la mitad de las listas en América y está pegando algo más fuerte, no mucho, en países del centro y norte de Europa. Pues para intentar relanzar las ventas Nelly nos trae un nuevo single y otro videoclip, esta vez con una canción algo más urbana.

Bucket List es el quinto single del último trabajo de Nelly Furtado después de Big Hoops, The Spirit Indestructible, Parking Lot y Waiting For The Night nos presenta como sencillo una de sus canciones más convencionales dentro del sonido de pop urbano de Estados Unidos, ya no se arriega a volver con un hip hop tan ochentero o noventero como en sus otro singles y no quiere una canción con elementos étnicos como en el single que precedió a este. La canción a sido escrita por la propia Nelly Furtado y Rodney Jerkins y ha contado con la producción de Darkchild como en otras muchas canciones del disco. El ritmo es pegadizo y alegre y puede que suponga un pequeño empujoncito a The Spirit Indestructible para llegar algo más alto en las listas.

El videoclip por su parte es algo mediocre desde el punto de vista de sorprender y atraer la atención sobre un disco que no esta vendiendo lo que se esperaba. Un grupo de jóvenes hispters, si esos modernos que parecen habernos invadido por todas partes con sus barbas, gorros de lana, pitillos, vestidos de flores, camisetas de grupos y todo lo alternativo e indie que puedas añadir a un look. El caso es que estos chicos tiene una lista pendiente de cosas que hacer y se nos presentan mediante una introducción hablada de Nelly.

Nada más acaba la introducción estos chicos se pasean por los sitios más emblemáticos de New York, desde la azotea del Empire State con el Crhysler de fondo donde se hacen fotos, hasta las rocas de Central Park donde hacen el mongolo y descansan pasando por museos, calles y estatuas archiconocidas de la Gran Manzana para acabar mirando todos juntos un atardecer en el skyline de la gran ciudad. Todo muy bucólico, muy retro y muy juvenil un juvenil adolescente que no acaba de pegar del todo con los actores del clip, pero que en definitiva representan la esencia de lo hipster y que se nos queda soso e insustancial.

Los directores de todo este bodrio de videoclip han sido Aaron A, que ya trabajo con la canadiense en Do It y en su colaboración con James Morrison, y Joachim Jhonson que ha trabajado como fotógrafo entre otroas par Victoria’s Secret. La verdad es que viendo este vídeo me dan ganas de tirarme de los pelos ante tan poca originalidad y espero que nos e recuerde mucho, pero como lo hipster está de moda puede que funcione mejor que los otros y que eran mucho mejores artísticamente. A veces lo peor de un artista puede convertirse en uno de sus mayores éxitos, ojalá que este vídeo no sea de esos.

Aunque el videoclip sea desechable en casi todos los sentidos posibles la canción no lo es, tiene todos los ingredientes para convertirse en un éxito comercial, tiene un ritmo pegadizo, no es un hip hop como el de otros singles, que no suele calar en un gran número de oyentes, pero tiene un toque pop perfecto, la guitarra que se oye de fondo en toda la canción es otro de los elementos que pueden hacer triunfar Bucket List al igual que su letra que es un himno comercial en toda regla. Aunque no es la mejor canción del disco si una de las más vendibles y por el bien del resto del disco espero que así sea.

Aquí os dejo la letra de la canción y su traducción al castellano

Climb a mountain swim the seven seas
Get your body to look like Hercules
Jump out an airplane with a parachute
Fly up and away on a hot air balloon

We don’t know where it all ends
Some say it’s almost over almost over
If this is it then baby why aren’t I on your shoulder
On your shoulder

In this lifetime
I want you to be mine
Cuz I took a long look at my bucket list
And I saw that at the bottom it said our first kiss and
Whoa I’m running out of time
Whoa I’m running out of time

Get on your boots and visit the North Pole
Try every sport until you score a goal
Follow the path of a butterfly
Go to Ground Zero and do nothing but cry

In this lifetime
I want you to be mine
Cuz I took a long look at my bucket list
And I saw that at the bottom it said our first kiss and
Whoa I’m running out of time
Whoa I’m running out of time

This is not a dare
Not some trick of a daredevil
I’d trade in my wildest dreams
For your forever

In this lifetime
I want you to be mine
Cuz I took a long look at my bucket list
And I saw that at the bottom it said our first kiss and
Cuz I took a long look at my bucket list
And I saw that at the bottom it said our first kiss and
Whoa I’m running out of time
Whoa I’m running out of time
Whoa I’m running out of time
Whoa I’m running out of time

 

  Subir una montaña nadar por los siete mares
Poner tu cuerpo para parecerte a Hércules
Saltar desde avión con un paracaídas
Vuelar hacia arriba y lejos en un globo aerostático

No sabemos donde termina todo
Algunos dicen que está a punto de terminar por terminar
Si es así ¿por qué nene, no estoy en tu hombro
En tu hombro?

En esta vida
Quiero que seas mío
Porque he echado una larga mirada a mi lista de deseos
Y vi que en el fondo lo dijo nuestro primer beso y
Whoa Me estoy quedando sin tiempo
Whoa Me estoy quedando sin tiempo

Ponte tus botas y visita el Polo Norte
Prueba todos los deportes hasta marcar un gol
Sigue el camino de una mariposa
Ve a la zona cero y no hagas nada más que llorar

En esta vida
Quiero que seas mío
Porque he echado una larga mirada a mi lista de deseos
Y vi que en el fondo lo dijo nuestro primer beso y
Whoa Me estoy quedando sin tiempo
Whoa Me estoy quedando sin tiempo

Esto no es un desafío
No es el truco de un temerario
Daría en mis sueños más salvajes
Para ti siempre

En esta vida
Quiero que seas míp
Porque he echado una larga mirada a mi lista de deseos
Y vi que en el fondo lo dijo nuestro primer beso y
Porque he echado una larga mirada a mi lista de deseos
Y vi que en el fondo lo dijo nuestro primer beso y
Whoa Me estoy quedando sin tiempo
Whoa Me estoy quedando sin tiempo
Whoa Me estoy quedando sin tiempo
Whoa Me estoy quedando sin tiempo

Estudiante de Doctorado en Filosofía, Blogger, Arstista Multidisciplinar, Cool Hunter, Estilista, Vegano, Eco-feminista.

Lo hipster es muy mainstream

De un tiempo a esta parte el mundo hipster cada vez abunda más y más. Es salir a la calle o salir de clase y darme una vuelta por la facultad y encontrarme con más de uno, si y digo más de uno porque las chicas hipsters parece que últimamente brillan más por su ausencia y doy gracias a ello todos los días, aunque cuando me encuentro a uno es la más hipster del mundo, o por lo  menos eso es lo que ella cree.

El hipsterismos llegó hace unos años de la mano de algunas y algunos de los eggobloggers de moda que querían ir algo distintos, alternativos e introducirse en la música indie que se puso tan de moda y que parece que ya esta volviendo otra vez a ese ambiente de alternativo, pero con él todos los modernos que se creen superiores solo por no seguir una moda, aunque luego visten como cientes y miles de personas que se han rendido a esta tendencia transformándola en algo de barbas, bigotes, jerseys de abuelo, pitillos superajustados y gorros de lana hasta en verano que recuerdan más al gorro de los pitufos porque a todos les queda enorme.

Christian Lorentzen en Kill the hipster: Why the hipster must die: A modest proposal to save New York cool describe el hispterismo como un crisol mutante y trasatlántico de estilos, gustos y comportamientos, convierte en fetichismo cosas de todos los movimientos marginados de la segunda mitad del siglo XX; beat, hippie, punk, grunge, indie y parte de tiendas culturales de cada etnia urbana que no se han mezclado (y digo yo que con un buen motivo) y lo regurgita con un guiño inauténtico.

En la revista Cartel Urbano dice que el hipster es un nuevo engendro cultural, pero que solo se alimenta de cultura alternativa, que se cree a sí mismos sofisticado, letrado y conocedor de las últimas tendencias independientes y de vanguardia. Los origenes de este término se encuentran en los años 40 y 50 en EE.UU. y originalmente hacía referencia a los músicos de jazz negros, archiconocidos por sus sórdidas y oscuras vidas. Es un yuppie intelectual, que al contrario del bohemio, no reniega de la cultura pop y sus expresiones mundanas, pero prefiere mantenerse aparte y sentirse especial solo porque es distinto a todos esos borregos culturales de los que él cree haberse separado.

El hipster se considera un amante de la cultura alternativa, los vinilos, el indie, los bigotes, barbas, las camisas de cuadros, la franela has sido rescatados de esa sensación de apolillamiento que siempre han tenido, están pasados de moda y al rescatarlas están siendo alternativos. Pero no acaban ahí, solo para ojos del hispter lo underground merece parte de su tiempo, y cuando este underground llega a demasiadas manos se convierte en mainstream y deja de ser objeto de su devoción fetichista y renegará luego que él o ella alguna vez fueron de los aferrimos seguidores de aquello que ahora se ha vuelto demasiado vulgar.

En el hipster se reune lo peor de lo vintage, lo gafapasta, lo bohemio y del intelectual. En el armario de un hipster son imprescindibles los pantalones pitillos hiper-mega-ajustados que cortan la circulación de la pierna o jeggins de chica; las camisas de cuadros, sobre todo si son de franela, así se da ese look de leñador trasnochado que acaba de salir del bosque; los abrigos o bien son cazadoras cortas, normalmente también de chica, de tela vaquera o bien son parcas grandes que les llegan por las rodillas; en los pies suelen llevar Vans o zapatillas de tela de un marca que no conocen ni en su casa y en la cara es típico ver las gafas de pastas, cuanto más grandes mejor, la barba o el bigote y para acabar de dar repelús dilatadores en los que la tendencia es que al menos pase por el hueco creado en la oreja una salchicha. Pero claro esta no podemos olvidarnos de los gorros de lana hasta en verano, de los estampados étnicos, los cuellos altos o cualquier cosa que de aspecto de hippie.

En el ropero de una hipster siempre tendremos jersey de punto, si son de cuello alto, de jacquard, alpino o de estampado étnico mejor que mejor, camisetas de grupos de rock de los que normalmente solo conocen de ellos el logo que llevan impreso en la ropa, faldas largas o shorts vaqueros que salen de la reutilización de unos vaqueros que estaban prácticamente nuevos, eso sí los pantalones rotos y pasados se quedan tal y como están. Para ellas las gafas de pasta siguen siendo algo elemental pero les sumamos todo tipo de prenda que de un aire apolillado, viejo, que no sea vintage pero que ella lo denominará así para parecer más guay.

En definitiva el hipster mezcla estilos, pero en cuanto alguno de los estilos que hace uso empiezan a ponerse de moda, los seguirá llevando con orgullo y diciendo que él o ella ya lo llevaban mucho antes que los demás, se las dan de coolhunters, en el momento en el que eso ya se vuelve tan de moda y accesible a cualquiera buscará algo que haga lo suyo exclusivo o bien pasará a otra cosa que ya este perdida dentro del mundo de las tendencias.

Culturalmente, el hipster se ve identificado con la música indie, quiere hablar sobre pobreza, sobre la dura vida, y mejor si esa vida dura es la de un artista, traumado y con un mundo interior confuso y oscuro; pero la verdadera realidad de estos hipsters normalmente es la de un adolescente o joven de clase media, con bastante dinero y una situación familiar bastante buena.  Se erige enun snob de un arte que ya solo por ser independiente, para él es bueno ya solo por el hecho de que no es mainstream, aunque realmente no tenga ningún valor más que el anecdótico. Este es el fenómeno que pasó hace unos años con los pseudoraperillos y el hip hop.

El hipster por definición dirá que lo que hace es auténtico y si se extiende demasiado o se pone de moda dirá que lo lleva en plan irónico para decir lo vulgar y lo fácil que es llevarse por la moda en el mundo actual (que conste que no todos los que llevan barba o bigote lo hacen por ello, muchos lo hacen porque se ha puesto de moda sin conocer realmente el origen). Esta falsa irónica de la que hacen gala al final les hace mostrarse a muchos como lo que realmente son, pedantes y pretenciosos.

Otra de las cosas que suelen hacer es aprovecharse de los looks étnicos, para decir así que son cosmopolitas, y confundirte un diseño sacado del arte de los indios hopi con algo de los mayas o africano, vamos que esa cultura de la que quieren hacer gala no es más que apariencia. Hablando de looks lo que siempre llevarán serán las gorritas con la visera apuntando hacia el cielo (cosa que han cogido del looks de los skaters) y dejando de darle la utilidad normal a la gorra para convertirlo en un marco de la cara donde lucirán barbas, bigotes, dilatores o gafas de pasta, cuanto más grandes mejor. Los pantalones pesqueros o los rolled up se convertirán también en otros de sus imprescindibles para que sus calcetines llamativos y horteras luzcan con sus zapatillas de tela.

Como vemos a la hora de vestir el hipster se ve algo así como una mezcla de todo lo que le da la gana de muchas tribus urbanas, te dará razones de porque lo lleva y cuando les preguntes el porque de alguna de esas razones la respuesta más normal será o bien una snoberia o bien una estupidez. Pero nada que ver con la estupidez de la que hacen gala con la música, de la cual todos son grandes expertos, solo el indie es la música buena y verdadera, se convierte así en la idea platónica del Bien para un hipster, el pop es demasiado mainstream y no suele tener una letra profunda, con sentido, aunque muchas veces el indie lo único que hace es jugar con las palabras y disfrazarse de una profundidad hueca, que no dice nada realmente.

El hipster representa el lado de la sociedad de consumo que quiere rebelarse sin querer abandonar el modelo que quiere derrocar, por ello lleva su carísima réflex para reflejar lo malo del mundo, la belleza que se puede encontrar en la basura o simplemente para hacerse fotos a contraluz con su camiseta de tirantes (aunque haga un frío de tres grados bajo cero) expulsando humo por la boca. Se creen fotógrafos y aplican los filtros de Instragram en todo lo que hacen, lo que quieres es conseguir ese efecto retro, para “decir” que la sociedad es tan vieja como lo que ha desechado.

El hipster es esa eterna persona que quiere llamar la atención, decir que es distinto único y pertenecer a un selecto grupo de gente que es igual de “especial” que ellos. Su estilismo muchas veces es el de un vagabundo adornado con cosas mainstream que le permiten su acomodado ritmo de vida del que tanto se quejan pero que no abadonarán ni locos. Estamos ante la nueva era de modernillos, la nueva generación de pretenciosos de los noventa que abundaban en las galerías de arte dándoselas de entendidos con palabras huecas, vacías y sin nada importante que decir, cosa que los hipsters han heredado y de la que hacen uso en cada paso que dan.

Pinchar en la imagen para ampliar

Yo me opongo rotundamente a lo hipster, aunque es verdad que hay cosas en las que me puedo llegar a parecer, me gusta el preppy, estilo que muchas veces suele ser confundido por lo que no saben mucho de moda, ven unas gafas de pasta y ya todo es lo mismo. La cultura pop puede ser de lo más maravilloso del mundo y lo independiente puede ser lo más soso, aburrido y hueco que te puedas echar a la cara, la calidad del arte está fuera de esas categorías que se quedan pobres. Su estilismo me resulta decadente, demasiado usado, se puede responder a un estilo adaptándose a las nuevas tendencias o buscando algo realmente distinto y no convertirte en un borrego más de los que pretendes diferenciarte. El hipster es el rebelde sin causa, que ni siquiera es rebelde y muchas veces solo da asco.

Estudiante de Doctorado en Filosofía, Blogger, Arstista Multidisciplinar, Cool Hunter, Estilista, Vegano, Eco-feminista.