Be Preppy

Cada vez son más los que se suman al preppy, un estilo y una forma de vestir que cada vez se va imponiendo más en los looks que se ven en la calle. ¿Pero que es el preppy? y lo más importante ¿cuales son las prendas que nunca deben faltar en el armario para poder lucir este estilo? Pues a estas preguntas y a unas cuantas más me dispongo a responderos en esta pequeña guía de estilo por la que repasaremos los aspectos fundamentales que no debemos olvidar para llevar el preppy de la forma que mejor nos siente y la que tenga más estilo.

¿Pero exactamente que es el preppy? El preppy es una forma de llamar al estilo que tanto imita al de los college privados ingleses y americanos, ese ese aspecto de niño bueno y pijito de estudiante adinerado, pero que ahora se ha modernizado y se ha conseguido mezclar con otros estilos para actualizarse y convertirse en una tendencia con vida propia y que lleva ya mucho tiempo resistiendo en la calle. Es el aspecto para ir formal o informal, combinar las tendencias actuales y seguir teniendo un estilo propio.

Puede que las primeras veces que veas looks preppy o empieces a saber por donde van los tiros creas que es el estilismo perfecto para parecer un niño bueno pero hay que tener cuidado de no caer en lo aburrido y el mal gusto de las prendas demasiado clásicas que nos darían un aspecto que no buscamos y solo nos harían parecer nada más que alguien que ha dado un salto en el tiempo desde el pasado más rancio. La combinación perfecta entre lo tradicional y en las nuevas siluetas y tendencias es lo que nos otorgaran el perfecto look preppy.

Los cortes estrechos, o como mucho los llaman el slim, los colores llamativos, los estampados atrevidos, buscar una redefinición de las formas masculinas, que tanto se han ocultado y escondido en la ropa más formal con acabados más entallados, buscar una adaptación del estilo a la mujer para que no pierda su femineidad, mezclarlo con puntos clave en las tendencias urbanas, saber adaptarse a cada ocasión y no recargar en exceso el look son puntos clave para poder mantener un estilo preppy sin llegar a la ranciedad o a lo extravagante.

Cuando se nos habla de este estilo muchos de nosotros pensamos en Tommy Hilfiger y la verdad que puede ser un buen punto de referencia para crear nuestro propio estilo dentro del preppy, por que hay variantes y cada vez más los ego-bloggers y los street stylers se sacan más de la manga como “rapero-preppy”, “indie-preppy”, “skater-preppy”, “geek-preppy” o “nerd-preppy”. Pero no debemos de temer a esta cantidad de variantes, siempre podremos adaptarlo a nuestro propio estilo y lucirlo cada día en función del tiempo, la situación, como nos sintamos o la apariencia final que busquemos.

¿Qué prendas son indispensable en el armario de un preppy? Pues en tu vestuario nunca pueden faltar camisas en todas sus versiones. Las más comunes son lisas sin ningún bolsillo y de colores lisos, blancos, negros, grises y azules serán las que se conviertan en los básicos, pero un punto para el look sería utilizar rojos, amarillos, naranjas, etc., lo mejor sería utilizarlos en versiones mate o pastel, la tendencia del color block flúor o neón es mejor relegarla a otras piezas del vestuario. Tampoco pueden faltar en tu armario chalecos y americanas piqué (el piqué o punto marsella o imperial es un tejido rígido de algodón normalmente utilizado en fracs, corbatas y chalecos) de todos los colores y aquí si que puedes atreverte con acabados satinados y colores brillantes, claro está sin llegar a parecer un letrero de neón ni una bola de discoteca. Para las chicas camisas, americanas y faldas plisadas y de tablas se vuelven indispensable siguiendo más o menos las mismas directrices que seguimos con el estilismo de los chicos.

Los complementos que se hacen indispensables para mantener este look son las corbatas y las pajaritas. Las corbatas tienen que tener un cuerpo estrecho y ser alargadas para que ocupen la franja de la botonadura; además tienen que integrarse completamente en el conjunto o romperlo de una manera elegante. Por ejemplo con una camisa de cuadros vichy podremos optar por una corbata con rayas diagonales. Las pajaritas dan mucho juego, los estampados de cuadros en tartán, las rayas o incluso florales pueden ofrecer el contrapunto ideal para looks combinados con vaquero o con colores lisos. Las gafas grandes al más puro estilo nerd se vuelven un complemento indispensable para todos los que tenemos que usarlas por necesidad, e incluso quienes no las necesitan ya las usan sin graduar, la clave con las gafas, ya sean de sol o de ver es que sean de pasta a poder ser del estilo wayfarer. Los pañuelos y bufandas es donde más podremos desplegar el color y los estampados, sobre todo los de tipo oriental como el plastrán y el madrás, y es lo que muchas veces más juego nos dará a la hora de construir nuestro look. Los sombreros como los borsalino y fedora para los chicos o los cloché para las chicas son otra propuesta que puede dar el toque final a nuestro estilismo. Para los chicos las zapatillas tipo Converse o Vans junto con botas y zapatos serán las elecciones más adecuadas, para las chicas tacones altos, parisinas y salones apuntados.

Una de las cosas que deberemos evitar es en abusar del negro y convertirnos más que en chicos y chicas preppy en propietarios de una funeraria anclados en el pasado. Para tampoco debemos huir del negro a toda costa pues eso podría llevarnos a un abuso total de colores, estampados o complementos. No hace falta exagerar a la hora de combinar todas las tendencias y propuestas que definen el preppy; siempre debemos elegir aquellas que más se adapten a nuestra forma de ser, nuestro estilo personal y nuestro poder adquisitivo manteniendo siempre un equilibrio y armonía, de lo contrario lo único que pareceremos será uno de esos modernillos tipo anuncio de Loewe, que más que inspirar glamour dan asco.

Una de las grandes ventajas del preppy es que en la mayoría de firmas “low cost” siempre podremos encontrar piezas que nos ayuden a conseguir nuestro look. Desde Pull & Bear, Bershka, H&M, Springfiels, Asos, Maximo Dutti, Zara, Tommy Hilfiger entre otros serán nuestras marcas de referencia para el preppy del día a a día. Pero no debemos olvidar que el preppy no es solo una forma de vestir, es también una actitud; es una forma de comportarse, de saber estar, de etiqueta, es ser una persona que se preocupa por la cultura, por la moda, por el ambiente intelectual y que sin embargo no pierde ese punto de rebeldía y diversión del que hacen gala los estudiantes universitarios (sobre todo los de las peliculas americanas, un claro ejemplo es El club de los poetas muertos). Siempre que busques inspiración para este estilo no dudes en fijarte en los chicos y chicas de Gossip Girl que lo lucen espectacularmente en cada capítulo, también las chicas de Pequeñas Mentirosas suelen lucirlo con bastante buen gusto, Emma Watson y  Chris Colfer que interpreta a Kurt Hummer en la serie Glee también se volveran en puntos de referencia indispensables. Ahora que ya tienes las claves del preppy y sabes lo que ello conlleva ¿a qué esperar para poder lucirlo?

Máster en Filosofía, Blogger, Arstista Multidisciplinar, Cool Hunter, Estilista, Vegano, Eco-feminista.

1 comentario en “Be Preppy

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: