Luces Rojas

El viernes pasado fui al cine con dos personitas muy especiales, @Sylenax y @AleNWonderland, yo no sabía muy bien que película íbamos a ver y cuando me dijeron el título me quede un poco como estaba, sin saber lo que íbamos a ver. Al saber que el director era Rodrigo Cortés, el de Buried, ya me fui acordando sobre lo que había oido sobre la peli y la verdad que solían ser cosas bastante buenas, creo que solo oí un par de críticas malas sobre Luces Rojas pero después de verla no puedo darles la razón a estas últimas.

La película trata sobre dos investigadores de fraudes paranormales, la veterana doctora Margaret Matheson (Sigourney Weaver)  y su joven ayudante Tom Buckley (Cillian Murphy), que estudian los más diversos fenómenos metapsíquicos con la intención de demostrar su origen fraudulento, como de hecho se ve en algunas escenas y en como explican algunos de estos fraudes en las clases que imparten en la universidad, lugar donde Buckley se enamora de Sally Owen, interpretado pobremente por la hermana pequeña de las gemelas Olsen, Elizabeth Olsen.

Poco después entra en escena Simon Silver, interpretado por un Robert De Niro muy convincente, anuncia su regreso público treinta años después de una enigmática ausencia y pretender convertirse en el mayor desafía para la ciencia y los escépticos. Tom comienza a desarrollar una desquizada obsesión por Silver, cuyo magnetismo se refuerza de forma peligrosa con cada nueva manifestación de oscuros fenómenos inexplicables. Cuanto más intenta descubrir quien es Silver y si es un fraude más ataques paranormales parece recibir de este.

La verdad que es una película bastante buena, es un simple thriller parapiscologico comercial con el único afán de entretenernos, no nos hace pensar más allá de la propia historia pero se hace pero que muy entretenida. La verdad que viendo como empieza dan ganas de salir del cine, pero luego el argumento te va envolviendo poco a poco y atrapándote en la historia hasta que llegas a un final perfecto y poco previsible.

La verdad es que Cillian Murphy interpreta muy bien a un personaje que si solo fuera por el guión podría resultar demasiado bimensional, pero gracias a su trabajo Buckley se presenta ante nosotros como una persona real algo neurótica y desquiciada pero con sus defectos como todos nosotros. De Niro es de los pocos actores que es capaz de darle a Silver esa complejidad, una estrella mediática delante de las cámaras, un embaucador frente al público e incluso un hombre derrotado ya frente a la vida, cansado y que quiere terminar con esto, lástima que esto último solo lo podamos ver en una corta escena que se desarrolla en una pequeña sala, aún así la interpretación que hace la convierte en una de las mejores escenas de la película junto con la escena final  y aquella en la que Buckley llorá de una forma histérica.

Para todos los que penséis ir a verla os la recomiendo encarecidamente, los actores están muy bien la película, quizá la pequeña Olsen sea la peor interpretación pero al ser un papel secundario casi no se aprecia. Por el resto está muy bien si quieres pasar un buen rato, más allá de eso no hay más que sacar de la película, es un simple ejercicio de diversión, de buena interpretación por parte de los protagonistas y de una fotografía bastante buena en algunas tomas.

Estudiante de Doctorado en Filosofía, Blogger, Arstista Multidisciplinar, Cool Hunter, Estilista, Vegano, Eco-feminista.

Deja un comentario