¿Democracia en el 20 N?

Hoy es el 20 de Noviembre, día de las elecciones generales. Esta es la primera vez que puedo votar y la verdad que no me hace demasiada ilusión. Siempre me había planteado problemas políticos, pero ahora me doy cuenta de que la política como tal no existe. Estamos controlados por el dinero y sumidos en una crisis de un sistema que nunca ha funcionado bien, que simplemente ha procurado el beneficio y el bienestar de unos pocos. Es la hora de replantearnos las cosas.

  

En el siglo XIX, la sociedad, o por lo menos una inmensa mayoría, estaba sumida en la tinieblas de la razón gobernada por oligarquías que no hacían mas que fortalecer sus puestos acomodados con retóricas legendarias consolidando el miedo y la ignorancia. Las crónicas europeas de aquella época decían que el hombre hispano era enjuto, bajo, pícaro y falto en tratos de honor, pero nada mas lejos de la realidad ellos no se quedaban atrás en este sentido, pues aunque España haya estado siempre con un atraso considerable, era un atraso en avances de la técnica y de la ciencia pues la política y las humanidades eran una mera apariencia que refutaba las posiciones de los que ostentaban el poder.

Las mayores concesiones de la mal llamada Democracia (que une dos vocablos griegos para significar el “poder del pueblo”) las abarcan dos entidades que están muy lejos de cualquier disposición a las pautas que deben seguir: los derechos fundamentales del hombre. Durante toda nuestra historia España ha sido un país dividido en dos, el ejemplo mas claro fue el dela GuerraCivilpero, como ahora, también existió un turnismo político en el que cuando un gobierno empezaba a flaquear se cambiaba de partido para así acallar a la “masa”. Este país no ha cambiado tanto como pensábamos, no hay un progreso real, si entendemos este como un avance en todas las áreas que abarca el ser humano.

 Todavía hoy estamos en una época de oscurantismo donde, como proponían los sofistas, no ganan los mejores argumentos, si no los que mejor convencen, aunque ello luego acarreé las quejas y el mal de quines lo eligieron. Pero seamos realistas, nos dejamos convencer sumidos en una ignorancia de la que parece que nos estamos dando cuenta; no hay una verdadera política, solo el control del dinero. Se dice que tenemos derecho a una vivienda digna, a             una educación accesible, a un cuidado médico y a otras muchas otras cosas; pero esto solo se dice, la realidad es que tenemos derecho a ello siempre y cuando podamos pagarlo. Seamos conscientes de que quien controla la sociedad al igual que en el siglo XIX siguen siendo las élites pues son ellas las que controlan el dinero y lo que muchas veces se puede hacer con él.

 Gane quien gane estas elecciones, lo que si tendrán en común es que tendrán un jefe, en la televisión se ironizaba sobre ellos diciendo que seria la canciller alemana la que controlaría el gobierno español, por lo menos lo orientaría, otros dice que estamos a merced de lo que diga Europa, pero quitemos otro velo mas y descubramos que hay algo detrás que lo controla todo, el dinero. Los países se arruinan y ponen a su frente a tecnócratas para intentas sacar adelante la ruina en la que se han quedado, si se dan ayudas a los parados, a los que no pueden pagarse los estudios, o las que no tienen tan siquiera para comer, se aumenta la deuda y como no hay trabajo no se produce tanto dinero por lo que poco a poco se incrementa le deuda, algunos proponen parar el gasto social ¿pero es justo que muchos sufran por el bien del estado? ¿No es esto una idea que deberíamos haber dejado ya mucho tiempo atrás? ¿El estado del bienestar no debería procurar eso mismo, el bienestar de todos sus ciudadanos y no solo el de unos cuantos? ¿No deberían, quien mas pueden, ayudar más?

 España necesita un cambio, al igual que el resto del mundo, pero no un cambio de partido político, sino un cambio de sistema. Yo no digo que sea fácil y que de hoy para mañana nos montemos en el tren de la prosperidad, pero hay que empezar a plantear el problema desde ya y comenzar a buscar soluciones a un problema con el que si no hacemos algo se agravará aunque nosotros no lo veamos.La Democracia, funciona cuando el propio pueblo tiene el poder para elegir según sus criterios sobre los argumentos que mejor les convencen o arrastrados por la marea ideas preconcebidas que no se corresponden a una idea real. Podemos indignarnos, podemos votar al mal menor, podemos, sin saber que hacer, no hacer nada; pero debemos empezar a buscar entre todos una solución. Necesitamos de un cambio, estamos en la época de los grandes avances científicos y técnicos, es hora de que cambiemos el paradigma de las ciencias humanas, de que comencemos a procurar el bienestar real para todos y que no nos quedemos atrapados y empequeñecidos por los que tienen el poder, por que ellos tendrán los recursos, pero nosotros tenemos la voluntad, la creatividad y el poder para cambiar las cosas. Tengamos esperanza y comencemos a brillar para perder esta oscuridad en la que llevamos tanto tiempo sumidos.

 

 

Máster en Filosofía, Blogger, Arstista Multidisciplinar, Cool Hunter, Estilista, Vegano, Eco-feminista.

1 comentario en “¿Democracia en el 20 N?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: