¡Qué de colores!

Hoy os traigo un pequeño tutorial sobre moda, en concreto sobre como combinar los colores. El secreto de la elegancia no esta tanto en disimular los defectos, sino en saber combinar. Muchas veces no resulta fácil, por lo que siempre es aconsejable repasar nuestro armario antes de ir de comprar y así darnos una idea de los colores, tejidos y estampados con los que ya contamos.

Tenemos que comprar ropa que nos guste, pero debemos buscar también las que se puedan combinar con otras prendas de nuestro armario. De este modo les podremos sacar mas provecho y podremos jugar con un mayor número de combinaciones partiendo de las mismas prendas básicas. Para ello repasemos color por color.

El blanco es uno de los colores comodín, combina bien con casi cualquier otro pero hay que evitar mezclarlo con colores muy claros, ya que no resaltarían tanto y no favorecería a quien lo lleva. El blanco tiene la capacidad de resaltar los colores mas vivos, haciendolos mas luminosos. La versatilidad de este color se hace patente con el look perfectamente conseguido de una camiseta blanca y unos vaqueros.

El negro es otro color que combina fácilmente con la mayoría de colores, pero sobre todo con el blanco, ya que estos dos colores juntos son los que creen los looks mas clásicos y a la vez mas a la moda. El negro y el blanco unidos son el sinónimo de elegancia si se saben llevar. La elegancia y la sensualidad que se le suelen atribuir a este color, ademas del efecto adelgazante, lo hacen uno de los preferidos a la hora de vestir (sobre todo en invierno) ya que se combina muy bien con casi todos los colores, sobre todo con rojo, azul, amarillo, morado… pero hay que tener cuidado pues el negro no combinan muy bien con colores demasiado oscuros y mas si estos son mates como el marrón oscuro o el azul noche.

El gris es el último de los colores neutros que nos quedaban por tratar. Durante los últimos años ha sido el color preferido junto con el negro dentro de los vestuarios masculinos, aunque también esta empezando a cobrar relevancia en los armarios femeninos con tonalidades perla o acero. Es combinable con casi todo, favorece la figura y es tanto informal como elegante. Desde los tonos burdeos, hasta el verde y el marrón el gris es uno de los colores mas versátiles a la hora de combinar.

El marrón es uno de los colores que mas difícil resulta por combinar. Al contrario que otros colores, el marrón combina muy bien con otros de su gama como el beige, arena, tierras…

Otro de los colores mas populares es el azul. Combina perfectamente con muchos otros colores, como el blanco, los derivados del rojo (burdeos, granate, etc.) con algunos tonos de gris y crema (beige), con amarillos llamativos, etc. ya que este color es uno de los tres primarios. Por norma general es más utilizado en colores oscuros (como el azul noche o el azul marino). Aunque un azul cielo o turquesa pálido combinado con un tono marfil puede dar un look muy fresco y veraniego.

Al igual que con el marrón, el verde puede quedarse relegado al fondo del armario o ser uno de nuestros colores mas recurrentes. La dificultad para combinarlo hace que muchas veces no se incluya en un buen look, aún así los propios tonos de su gama, los grises, negros y blancos junto con el azul y el amarillo, aunque estos do últimos resultan ya un poco atrevidos, suelen combinar bien con este color.

El amarillo es un color muy agradable a la vista, pero no conviene abusar de él. Los colores neutros (blanco, gris y especialmente el negro) lo realzan mucho y le sacan el mayor partido. Los rosas, verdes, azules, cafés y tierra son buenas elecciones para combinarlo. Aunque es un color primario debería evitarse mezclar con el rojo ya que siempre tenemos la referencia muy común a alguna bandera.

La representación más cercana a la pasión es el rojo pero hay que llevarlo en su justa medida. O bien un vestido rojo pasión al completo o a la hora de vestir combinarlo con las tres opciones más generales: negro, blanco y gris. También se puede combinar con un morado oscuro y brillante o con un amarillo muy apagado casi marfil. Al igual que el blanco es uno de esos colores que con unos simples vaqueros te consiguen un aspecto impecable.

El naranja es otro de los colores con los que hay que tener cuidado pues tiene muchos de los defectos de los dos primarios que lo componen, el amarillo y el rojo. El naranja se pude combinar con marrones claros, arenas y beiges. Nunca se puede combinar con azul en cualquiera de sus variante.

Algunas de las combinaciones mas elegantes y con las que nunca podreis fallar son:  blanco y negro, negro y rojo, amarillo y negro, negro y gris, azul y blanco, azul y beige, marfil y marrón y como no el camel y el marrón.

Estudiante de Doctorado en Filosofía, Blogger, Arstista Multidisciplinar, Cool Hunter, Estilista, Vegano, Eco-feminista.

Deja un comentario